Tendencias

Barbacoa en la mesa con tu plancha de asar.

Se nos hace la boca agua solo de pensarlo, barbacoa…, acompañada de unos aperitivos, cervecita fresquita, limonada o tinto de verano, en el jardín o en la terraza, hablando de esto y de aquello, planificando las vacaciones de verano… ¡Qué placer! Sin embargo, y siendo fieles a la realidad, hay que reconocer que una barbacoa también tiene sus “cosillas”, por eso os vamos a proponer una alternativa más limpia y muy práctica, barbacoa en la mesa con la plancha de asar MONDIAL TABLE4COOK.

Lo primero es lo primero, ¿por qué decimos que una buena barbacoa, al fin y al cabo, no es tan sencilla?

  • Siempre hay alguien que come de pie y mientras el resto se sienta a la mesa: el que cocina.
  • Hagamos lo que hagamos, al final acabamos por degustar la panceta medio fría. Porque por mucho que nos digan que nos apresuremos, siempre empezamos a comer 15 minutos más tarde de lo que deberíamos, ¡y eso cuando hay hambre es mucho tiempo!
  • Por alguna razón inexplicable, o nos quedamos cortos de carbón y los chorizos y butifarras no se terminan de pasar por dentro o, si tenemos leña, lo más probable es que comamos a las cuatro de la tarde…
  • La limpieza…, qué pereza. Retira los restos de la lumbre, limpia la parrilla, ¡cuidado con el suelo, que con el aceite se pone negro y no hay quien lo limpie después!

Tranquilos, existe otra forma de hacer barbacoas, por eso os animamos a que este año probéis la experiencia de la mano de vuestra plancha de asar eléctrica, una forma mucho más cómoda y limpia de disfrutar de un día de sol.

Ventajas: Solo tienes que colocarla en el centro de la mesa, accesible para todos los comensales y cerca de una toma de luz (si no dispones de esta última, siempre puedes hacer uso de una “alargadera” y conectarla en el interior de tu casa). Distribuye los alimentos en platos y fuentes alrededor de tu MONDIAL TABLE4COOK o de tu MONDIAL BBQ WEEKEND I, de tal forma que cada uno pueda servirse lo que más le gusta y prepararlo de forma autónoma e individual en la plancha de asar. Lo mejor de todo es que cada uno podrá preparar su ración de carne al punto de cocción deseado.

Como veis, gracias a la plancha de asar eléctrica podemos disfrutar de una barbacoa relajada, con todos los comensales a la mesa, con los alimentos calentitos y al punto, y disfrutando de una larga sobremesa sin preocuparnos por quién limpiará.

Para que la barbacoa resulte un éxito, recuerda, no abuses del aceite, un chorrito bastará; regula la temperatura dependiendo de los alimentos que estés cocinando, no añadas la sal hasta que la carne no esté en el plato y si vas a hacer morcilla, chorizo, chistorra o butifarra, mejor abrirla a la mitad para que se cocine bien por dentro.

A nosotros se nos está abriendo el apetito, ¿y a ti?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *