como calentar el baño de casa
Electrodomésticos, Trucos y Consejos

La mejor forma de calentar tu baño

Uno de los momentos más difíciles del invierno es… ¡cuando toca salir de la ducha! Y es que alargar los minutos de calor sofocante nos provoca una sensación muy placentera pero también afecta a nuestro gasto de agua y luz. Para evitarlo tenemos la solución definitiva y además de lo más sencilla, solo tienes que utilizar un buen calefactor de baño. No todos son iguales, por lo que es necesario saber un poco más sobre ellos antes de comprarlo.

¿Qué es un  calefactor de baño?

Los calefactores, por regla general, son aparatos que nos dan calor de forma continua. Son fáciles de utilizar, ya que no necesitarán instalación u obras, simplemente con enchufarlos a la corriente será suficiente para empezar a calentar nuestro baño casi instantáneamente. Se suelen utilizar complementariamente a la calefacción general de la casa ya que los calefactores aumentan la temperatura de forma focalizada y el calor no dura demasiado tiempo si no están encendidos.

Consejos para calentar tu baño con un calefactor

Al utilizar nuestro calefactor en un baño, es importante que tomemos precauciones para evitar accidentes domésticos. La más importante es garantizar que nuestro calefactor no tocará agua en ningún momento. Para eso debemos respetar una distancia mínima de 1 metro entre la ducha y el calefactor, y nunca tocar el calefactor con las manos mojadas. También tenemos que recordar que nunca se deben cubrir los calefactores con ropa o toallas.

Una vez tenemos asegurada la seguridad a la hora de utilizar el calefactor, podemos buscar pequeños trucos que nos ayudarán a calentar nuestro baño de forma más efectiva.

Lo primero es aseguramos que la puerta o ventanas estén bien cerradas y aisladas. Las ventanas a veces tienen pequeños huecos en el sellado de silicona que hacen que entre el frío.

Otro truco a tener en cuenta si somos varios en casa es intentar hacer las duchas seguidas. De esta manera aprovechamos la subida de temperatura del baño, eliminando tiempos de espera y ahorrando de esta manera electricidad y agua.

 

Tipos de calefactor, ¿cuál es el mejor?

Existen diferentes tipos de calefactores pero todos ellos deben tener la calificación de protección IP-24, necesaria para aparatos eléctricos que estén en ambientes húmedos. Podemos comprar un calefactor con soporte (para colocar encima del suelo o cualquier otra superficie) o un calefactor de tipo mural, más seguro ya que evitamos el riesgo de entrar en contacto con agua.

También podemos clasificar los calefactores según el funcionamiento interno que tienen para calentar nuestro baño, encontrando:

Calefactores con sistema de ventilación

Son aparatos sencillos y compactos que utilizan un ventilador para sacar el aire caliente. Suelen ser los más comprados, ya que podemos moverlos fácilmente de una estancia a otra. Se calientan rápidamente, ¡perfectos para duchas improvisadas!

Calefactores cerámicos

Calientan gracias a una placa cerámica capaz que retiene el calor más eficazmente. Además resecan menos el ambiente, ya que utilizan menos oxígeno para dar calor.

Calefactores por infrarrojos

La sensación de calidez se produce rápidamente al pasar la electricidad por la resistencia infrarroja. Son aparatos silenciosos y suelen tener un bajo consumo.

¿Tienes más claro cuál es tu calefactor de baño ideal? Ahora solo tienes que pedirlo online y lo tendrás en casa cómodamente. No esperes a que llegue el frío polar, hazte ya con uno de ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *